viernes, 3 de marzo de 2017

Berenjenas a la parmesana (Horno, Receta fitness)

Seguimos con las recetas bajas en calorías, que no se diga que no cuido de mis lectores.... 😂😂😂😉, aunque en un principio las berenjenas a la parmesana no es un plato apto para dietas yo he tuneado la receta y la he adaptado a mi estilo personal para que podamos pecar libremente sin remordimiento de conciencia alguno, me niego a que la dieta sea aburrida y monótoma, no hay  nada peor que llegar a casa tras un día duro de trabajo y que tu cena ese día sea de todo menos apetecible..... ¿no os parece?

Trabajo duro y dieta aburrida son las claves del fracaso fulminante, por lo menos en casa de servidora 😜😜😜, no os podéis imaginar los esfuerzos que tengo que hacer para alegrar algunos menús de la semana..... 😁😁😁, y el turno le llegaron a las berenjenas a la parmesana... aligerar una receta bastante copiosa puede resultar difícil pero nunca... imposible 😉, lo principal es utilizar ingredientes naturales, prescindir de salsas precocinadas envasadas y sobre todo y lo más importante prescindir de la mayor cantidad de grasa añadida posible.

Y si... confirmo que es posible que una receta baja en calorías vaya acompañada de la mano por un sabor espectacular.... os aseguro que repetiréis receta una y otra vez, y vuestros kilos permanecerán a raya!!!! verdad.... verdadera 😉

Como recomendación personal os aconsejaría que tengáis preparada la salsa de tomate con antelación ya que os facilitará la elaboración de la receta, tenéis un enlace directo en la lista de ingredientes que os llevará a la receta que suelo preparar yo en casa, tengo por costumbre preparar cantidad y la suelo envasar al vacío para tenerla siempre disponible para recetas como la entrada de hoy, no os podéis imaginar lo bien que va abrir un bote de salsa de tomate en el momento para elaborar recetas y terminarlas en un tiempo récord, viene genial para pistos, boloñesas, canelones, ragús y un largo, largo, largo... etc.....




Ingredientes:
- 7 berenjenas medianas.
- 1.250 ml. de salsa de tomate casera (receta pinchando aquí
- Orégano seco.
- 200 gramos de lonchas de queso bajo en grasas.
- 50 gramos de queso parmesano rallado.
- Sal (para ésta receta yo he utilizado sal rosa del Himalaya)

Elaboración:
1) Comenzamos lavando bien las berenjenas bajo el chorro del agua, secamos bien y con ayuda de un cortafiambres (en mi caso) cortamos en rodajas a lo largo aproximádamente de medio centímetro de grosor, espolvoreamos sal por ambas caras y las dejaremos escurrir durante 10 minutos para que eliminen parte del agua que contienen, una vez que observemos que las berenjenas empiezan a sudar las secamos bien con ayuda de un trapo de cocina por ambas caras.
2) Mientras ponemos una plancha eléctrica a calentar sobre la que habremos pincelado aceite de oliva (podeis usar una sartén si no disponéis de plancha eléctrica), cuando la plancha haya alcanzado su temperatura máxima (205 grados en el caso de la mía), asaremos las rodajas de berenjena hasta que observemos que cambian ligeramente el color, las dejaremos sobre una fuente hasta terminar con todas las rodajas que teníamos reservadas.


3) Una vez hayamos terminado de asar todas las rodajas de berenjenas precalentaremos el horno con calor superior e inferior a 220º grados y procedemos al montaje, para ello sobre una fuente de cristal apta para horno colocamos la primera capa de berenjenas, repartimos por encima parte de la salsa de tomate con orégano al gusto, repetimos operación hasta terminar con todas las berenjenas, espolvoreamos el queso parmesano por encima de la última capa superior de salsa de tomate y terminamos colocando las lonchas de queso bajo en grasas, llevamos la fuente al horno y hornearemos durante 20 minutos, apagando la resistencia superior transcurridos los 10 primeros minutos de horneado para evitar que el queso se nos gratine en exceso.





4) Finalizado el tiempo de horneado retiramos la fuente del horno y espolvoreamos un poco de orégano seco inmediatamente, a mí me gusta ponérselo al final para evitar que se queme 😃
Como recomendación personal es preferible que dejéis reposar las berenjenas 10 minutos a temperatura ambiente antes de servir.


Un plato fácil, rápido, ligero, rápido de hacer y con un sabor realmente espectacular que hará que vuestra dieta sea llevadera al 100% y daros un capricho porque nosotr@s también lo valemos!!! 😎
Si lo elegís para servirlo a mediodía lo podeís acompañar sirviendo de primero una ensalada mixta de primero, y si por el contrario os apetece servirlo a la hora de la cena es completamente válido como plato único, en casa tengo la suerte de que nos gustan todas las verduras y por extraño que parezca... éste es uno de los platos favoritos de Asier... yo tampoco entiendo como un niño de 11 años puede tener tanta debilidad por las verduras... y menos por las berenjenas.... 😂😂😂😂, pero si él es feliz... yo como madre más 😉

Gracias por leerme  y nos vemos en el siguiente post!!!
Ana Q.

No hay comentarios:

Publicar un comentario